Introducción

2010-07-07 05:33:52

Download (122.34 kb | 00:31)
Comentarios (1)

 

Mitos y Leyendas

Cuando se crece en un pueblo pequeño, se escuchan muchas historias que son leyendas que han sido parte de la cultura popular por muchos años.

Algunas de estas leyendas son mas populares que otras. Algunas son conocidas a lo largo y ancho del país y otras son más locales o regionales.

La Tulivieja o La Tepesa, El Padre sin Cabeza y la Pavita de Tierra son ejemplos clásicos de Mitos o Leyendas de Panamá.

El Padre sin Cabeza

2010-07-07 04:05:49

Download (1.35 MB | 05:54)
Comentarios (2)

El Padre sin Cabeza

Mito seguramente concebido en tiempos de la inquisición, durante la cual cortaban la cabeza a brujos, hechiceros, hombres y mujeres de mal vivir.

Dice la tradición que se le aparece a los hombres y mujeres que trasnochaban debajo de un árbol frondoso en el cual se puede ver una gran puerta de un templo.

La persona pasa la puerta y se encuentra una gran sala y al final un sacerdote cantando misa en latín.

Atraído y cargado de pecados la persona oye atentamente pero a la hora de la consagración al dar la cara el sacerdote se le ve sin cabeza y esta chorreando sangre entre sus manos.

Despavorido sale de aquel lugar y queda varias semanas sin habla, cambiando así su vida para siempre.

 

La Tepesa

2010-07-06 12:19:10

Download (2.06 MB | 08:59)
Comentarios (0)

La Tepesa 

Si de pronto, encima del ulular del viento nocturno se escucha un plañidero quejido, gemidos de mujer angustiada la cual llama en la oscuridad a su hijo perdido, no respondas, no abras la puerta y resguarda a tus infantes sin bautizar a toda costa, pues bien pronto estarás en presencia de LA TEPESA, o Tulivieja, una criatura espeluznante y mortífera, de desdichada historia.

La Pavita de Tierra

2010-07-06 12:11:46

Download (896.91 kb | 03:49)
Comentarios (1)

La Pavita de Tierra

La pavita de tierra

–¿Y qué me dice, mano Juan, de la Pavita de Tierra?


¿Qué le ha pasado que ya no sale?


—Sabe que toavía se oye, a vece, aunque ya aquí en er pueblo no creen en esaj cosa. Y también se oyen, de tiempo en tiempo,er chivato y er chivito, manque usté no lo crea —respondió mano Juan.

Este era un viejo amigo, de La Miel, que había bajado de lamontaña para los días santos, y a quien no había visto hacia mucho tiempo. Cuando yo era niño había estado allá en su rancho solitario en la cumbre de una loma que llamaban El Coro, y por las noches, antes de dormir, me «echaba» cuentos de tigres, de brujas, de aparecidos y de espíritus malos…

La niña encantada del Salto del Pilón

2010-07-07 22:17:49

Download (2.69 MB | 11:45)
Comentarios (1)

El Salto del Pilón

Una antigua leyenda de la época de conquista española, muy conocida porque son pocos lo que no la han leído en algún momento de su juventud.

Siguiente > > >